Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter
  • FEDERAL A

    Final

    Atenas 41 Juv. Unida Univ.
    CSBA JUU

Rugby - Instagram Live

24-04-2020

“Con el paso de los años, el grupo campeón será cada vez más grande”

Diego Ghiglione, ex entrenador de Uru Cure, contó varias anécdotas sobre su paso por el equipo de Soles del Oeste. El “Cuervo” habló sobre su método de trabajo con el plantel que dirigió hasta el año pasado.

El "Cuervo" Ghiglione sobre el equipo campeón de Uru Cure en 2019: "Construimos un grupo fenomenal".

Personificar la palabra líder puede convertirse en una ardua tarea dentro de un equipo deportivo. Eso fue Diego Ghiglione para el plantel de Uru Cure a lo largo de los años. Pero no un líder superior, sino el referente máximo de un plantel que, con valores y unión, se adjudicó los triunfos más espectaculares de la historia “lechuza”.

 

Este jueves por la noche el “Cuervo” pasó por nuestro ciclo de entrevistas en vivo de Instagram y dejó muchos conceptos y anécdotas para volver a recordar.

 

Sobre sus inicios, Ghiglione habló de su vínculo con el fútbol: “Me siento un poco futbolista frustrado, pero futbolista al fin. La 10 es mía, nunca quise que me la saquen. Soy zurdo y lento. Riquelme y Maradona son mis referentes, esos que piden la pelota y no se achican nunca”.

 

Cuando era chico, el “Cuervo” jugaba con botones con su hermano: “Todos los partidos eran la final del mundo. Con relato, enojos y todo. Ahora con el FIFA es todo adrenalina, va todo rápido. En ese momento, era hermoso. Estoy buscando esos botones para jugar con mi hijo pero no los encuentro”.

 

Su inclinación por el rugby fue por la esencia del deporte: “El fútbol es hermoso pero a veces ilógico. En el rugby sabes que si trabajas y te esforzás, a la larga los resultados van a venir seguro. Cuando me volví entrenador, me tiré arriba de cada equipo para lograr los objetivos”, expresó Ghiglione.

 

Con respecto a su filosofía de trabajo, el “Cuervo” relató: “Soy muy de pensar en cada persona. Me hace más ruido que un jugador se haya ido enojado a la casa después de un entrenamiento que perder un partido. A veces hasta soy molesto con eso. Valoro mucho el grupo humano y el proceso de aprendizaje, no solo mío hacia ellos, marcarles el camino, sino lo que yo aprendí de ellos”.

 

“Me rebelaba permanentemente con que Uru Cure tuviera que ganar siempre. No me parecía que era el camino correcto. El equipo tuvo mucho contenido, el camino llevó a ganar lo que ganamos incluyendo las derrotas. Fue de película. No hay nada más grande que ganar el primer título de una competición en la historia de tu club”.

 

Tres anécdotas que retratan al “Cuervo”

 

Luego de perder una de las finales con Tala del Torneo de Córdoba, el capitán Gaspar Oberti le regaló la camiseta de la “lechuza” a Ghiglione. En las Fiestas de ese año, el “Cuervo” pasó la velada con ese regalo puesto: “La vi ahí y me la puse. Era grande la tristeza pero estos chicos habían dejado todo. Es una de las camisetas más lindas que tengo, y tiene todo el contenido del esfuerzo que hizo ese grupo. Tuvo el poder de llevarnos a Alta Gracia. La sigo teniendo y no la pienso lavar nunca”, retrató Ghiglione.

 

El “Cuervo”, en consonancia con los comentarios de sus ex jugadores que siguieron la transmisión en vivo, relató la anécdota de las vainillas en Alta Gracia: “En la Semifinal hablamos con un nutricionista que nos dijo que teníamos que tomar café y comer vainillas. Realmente, no estaban buenas. Los chicos después se fueron a comprar salamines y queso. Yo sabía eso, nunca les prohíbo esas cosas. Cuando vamos a jugar la final vino el manager me dijo que estaba cerrado donde íbamos a comprar las vainillas. Fue a buscar la casa de la señora que las vendía, la despertó de la siesta. Se las repartí una por una a los chicos, y las comieron”.

 

Por supuesto, el entrenador no confía solo en las cábalas: “Los jugadores no juegan bien por las cábalas, pero hacíamos todo lo que teníamos que hacer para que saliera bien. Teníamos un montón en cada viaje. Eso hizo mucho a la unión de este grupo ganador”, contó el “Cuervo”.

 

Una de las anécdotas más resonantes es la que Ghiglione narró sobre el transcurso del Torneo de Córdoba del año pasado, que terminaría con la consagración “lechuza”: “Perdimos con Athletic de local y teníamos que ir a ganarle al Tala, pero si ellos no ganaban también quedaban afuera. Vino el capitán Cignetti a decirme que lo ganaban el próximo sábado, y yo les contesté que tendrían que haber ganado el partido que acababa de terminar. Se enojaron, durante la semana no me dejaron entrar a la ronda. Sabían que estaban convencidos de ganar. Lo hicieron, y lo ganaron ellos”.

 

> Mirá la entrevista completa: Mano a mano con Diego Ghiglione

 

 

Foto: Al Toque / Archivo

Redacción Al Toque