Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter
  • REGIONAL AMATEUR

    Final

    Alumni 4(3)(4)1 Atenas
    AVM CSBA
  • PRIMERA A

    Final

    Juventud Unida (RC) 11 Banda Norte
    JURC AABN
  • PRIMERA A

    Final

    C.C. Alberdi 20 Lautaro Roncedo (AG)
    CCA CSBLR
  • REGIONAL AMATEUR

    Final

    Dep. Municipal (AM) 10 Sarmiento (L)
    DMAM CSL

Fútbol Femenino - Instagram Live

08-05-2020

De rodeo “azulgrana”

Florencia Rodríguez habló de todo en un mano a mano con el Paseo de la Ribera por Instagram Live. La “Tora” es parte del plantel de San Lorenz de Almagro y anteriormente registró pasos por Universidad Blanco, Estudiantes y la Selección Femenina de Liga Regional. Lo más destacado.

Florencia Rodríguez, a fondo. La "Tora" tiene actualidad en San Lorenzo y desde su Pascanas natal repasó su trayectoria de principio a fin.

Este jueves por la noche Florencia Rodríguez, actual jugadora de San Lorenzo, realizó un repaso de su trayectoria en el fútbol femenino. La joven de 20 años, oriunda de Pasacanas, recordó sus periplos por Universidad Blanco, Asociación Atlética Estudiantes y sus inicios en equipos del sur cordobés.

 

Desde principio a fin con la risa que la caracteriza. Simpática y atenta contestó todo tipo de preguntas relacionadas al fútbol femenino. La “Tora” esta actualmente en su pueblo natal y a distancia trabaja en conjunto con sus compañeras de San Lorenzo.

“Primero nos pasan el cronograma de cada entrenamiento y después practicamos mediante zoom, bajo la coordinación de los profes”, contó Rodríguez en el Instagram Live de Paseo de la Ribera.

Y agregó: “Noté el cambio en el nivel de juego. Hay grandes jugadoras y la profesionalización se nota. Me costó adaptarme,  todavía me cuesta, los entrenamientos son fuertes, de doble turno, y además hacemos gimnasio”.

 

Entre sus colegas “azulgranas” se encuentra Macarena Sánchez, la principal impulsora de la profesionalización del fútbol femenino y carta fuerte a la hora de luchar por los derechos y equidades.

“La conocí poco, porque tuvimos pocos entrenamientos pero es importante tenerla en el grupo. Ella es siempre la que está al tanto de las noticas, la que sabe todo. No es líder, es tranquila y callada, pero está al tanto de todo”, rescató la “Tora”.

 

La ex Universidad Blanco llegó de una manera particular a San Lorenzo de Almagro. Realizó un pedido para el día de su cumpleaños a una de sus compañeras con pasado en el “cicló” y sus deseos fueron órdenes.

“Estaba jugando en Río Cuarto. Cumplí los años el 6 de enero,  María Boloquy, que jugó en San Lorenzo, vino a saludarme. Yo de caradura le dije ‘conseguime una prueba’. A los pocos días estaba a prueba, entrenando y me citaron para la pretemporada en Cipolleti. Me fue bastante bien y los profes me comunicaron que había quedado. No me lo esperaba”, recordó Rodríguez.

Y añadió: “Apenas llegué, paré en Caseros, en la casa de mis tíos, y al otro día ya me tocó entrenar. Había terminado de jugar a principios de diciembre y recién fui a fines de enero. Eso me mató”.

 

Si bien Flor es parte del plantel de Sn Lorenzo, cuando llegó el libro de pases estaba cerrado. Por lo que debe esperar, en principio, seis meses para aspirar a la posibilidad de ser profesional.

“Llegué en enero y los profes me dijeron que tenía que esperar hasta junio para ficharme. Ahora con todo esto los fichajes que ya estaban se extendieron hasta diciembre. Yo tengo que esperar hasta el año que viene, mientras tanto tengo que seguir entrenando para ver si puedo quedarme”, indicó Rodríguez.

 

¿Qué significó el paso por Universidad Blanco?

Siempre voy a ser parte del ‘Blanco’. Es en el mejor equipo que he estado. Aprendí muchos con las chicas y el cuerpo técnico. Ahí es donde yo me formé.

 

¿Entrenaban juntas las Universidad (Verde y Blanco)? ¿Había ‘pica’?

Todos los días entrenábamos juntas, salvo en la final. Nos conocíamos de memoria. Por ahí se armaba, hubo veces que hubo echadas de los entrenamientos (risas).

Había pica entre el ‘Blanco’ y el ‘Verde’. Si bien yo me llevé bien con todas, los problemas siempre existieron, aunque se resolvían rápido.

 

¿Y el paso por Estudiantes?

Se armó un lindo equipo. No siento que hayamos sido tan unidas como en el ‘Blanco’. Me costó adaptarme a ese grupo, no me tenían muy en cuenta porque se me complicaba para entrenar. Compartí cancha con muy buenas jugadoras, desde ese año empecé a formar parte de la Selección de la Liga.

 

¿Cómo empezó todo?

Empecé en Laborde, en el equipo El Emporio. No jugaban en Liga, sino que hacían encuentros de fútbol. Después jugué en Atlético Pascanas y Lambert de Monte Maíz. Y de ahí a Río Cuarto. Siempre estaba con una pelota, nací para jugar al fútbol.

Nunca jugué con chicos, siempre con mujeres. No sé si me hubiera animado. Desde muy chiquita juego con mi primo Santiago (Colombatto), otro de los pilares para que yo haya elegido jugar al fútbol. Él fue uno de los que me insistió en irme a Buenos Aires.

 

¿Creés que te costó la integración en el mundo del fútbol?

Nunca tuve problemas con la integración. En la primaria me han tratado de machona, pero nunca me lo tomé mal. Hoy en día todo el mundo habla del fútbol femenino, ya es aceptado. Espero que siga creciendo.

 

¿Y otros deportes?

Mi primer deporte fue patín, desde los 4 a los 11 años. Me fue muy bien, salí campeona provincial. También hice hockey, estuve en seleccionados del sur de Córdoba, también vóley, pero fútbol lo hice toda la vida.

 

¿Hay más chicas con nivel para jugar profesionalmente?

En Liga hay jugadoras de alto nivel, si quisieran llegar más alto lo harían. Tal vez faltan recursos económicos. También se tienen que animar, muchas se toman el fútbol de otra manera y no lo ven a nivel profesional. En mi caso me costó por la distancia con mi familia, mi mamá no quería, pero decidí animarme.

 

¿El amistoso de la Selección Argentina en Banda Norte fue clave para tu ida a Buenos Aires?

 Si bien quise irme, eso fue lo que más ganas me dio. Allá (Buenos Aires) Carlos Borello – entrenador de la Selección Argentina femenina - me preguntó qué creía que me faltaba para seguir creciendo y mejorando. Me recomendó que me fuera y le hice caso.

 

Fotos Pasión de campeonas / Al Toque
Redacción Al Toque