Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter
  • PRIMERA NACIONAL

    Por comenzar

    Estudiantes 00 Defensores de Belgrano
    AAE CADB
  • FEDERAL A

    Por comenzar

    Atenas 00 Ferro Carril Oeste (GP)
    CSBA FCO
  • PRIMERA A

    Final

    Banda Norte 40 Atl. Adelia María
    AABN CAAM
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Toro Club (CM) 00 C.C. Alberdi
    TCSD CCA
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Acción Juvenil (GD) 00 Belgrano (CM)
    AJGD BCM
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Atl. Sampacho 00 Everton Club (CM)
    CAS ECM
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Dep. Municipal (AM) 00 Lautaro Roncedo (AG)
    DMAM CSBLR
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Atenas 00 Centro Social (LH)
    CSBA CSLH
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Belgrano (VM) 00 Ind. Dolores (GC)
    BVM AID
  • PRIMERA A

    Final

    Dep. Río Cuarto 02 Estudiantes
    CDRC AAE
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Lutgardis Riveros (AG) 00 Atl. San Basilio
    CALR CASB
  • PRIMERA A

    Por comenzar

    Ateneo Vecinos (GC) 00 San Martín (VM)
    AVBA CASM
  • PRIMERA B

    Final

    San Lorenzo (B) 12 Los Incas
    SLB ARLI
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Charrense FC 00 Talleres (LA)
    CFC CAT
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Sp. Municipal 00 Renato Cesarini
    CSM CRC
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Herlitzka (LV) 00 Granada (H)
    CSCH CAGH
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Universidad NRC 00 Fusión FC
    UNRC FFC
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Social Recreativo (R) 00 Juventud Unida (CB)
    CSRR JUCB
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Juventud Unida (RC) 00 Confraternidad
    JURC CRC
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Correos y Telecomunic. 00 Def. de Alberdi
    CACT CADA
  • PRIMERA B

    Por comenzar

    Santa Paula (C) 00 Rec. Unión (O)
    SPC CRUO

Espacio de Marca

02-06-2020

Situación de Pinturerías Plaza Olmos frente a la pandemia de COVID-19

Tuvimos que adaptarnos a la nueva realidad que estamos viviendo y tomamos todas las medidas de precaución y salubridad necesarias, con optimismo y solidaridad en el sentido de lo que significa volver a contar con nuestro trabajo diario.

Ver galería
Se estableció por primera vez en 30 años un horario de corrido de lunes a viernes de 8 a 17 y los sábados de 8 a 12:30.

Situación de Pinturerías Plaza Olmos frente a la pandemia de COVID-19

Por Pinturerías Plaza Olmos

 

Frente a la situación de pandemia y su consecuente cuarentena, el funcionamiento de nuestra empresa ha pasado por varias etapas relacionadas al cambio continuo del contexto en el que desarrollamos nuestras actividades. Hemos intentado adecuarnos a estos cambios atentos fundamentalmente a la evolución de la pandemia, como así también a las continuas modificaciones en materia de legislación relacionada al cuidado de la salud y a la economía.

 

En una primera etapa, correspondiente con la implementación de la cuarentena obligatoria en todo el país, nuestros locales permanecieron cerrados al público durante aproximadamente 15 días. Durante este período, tuvimos que buscar nuevas maneras de llegar a los clientes para no perder presencia en el mercado y sobre todo poder cumplir con las obligaciones básicas de toda empresa (pago de sueldos, alquileres, impuestos, vencimientos de proveedores, por nombrar las más significativas).

En este sentido, tuvimos que actuar rápidamente para reorganizar nuestra nueva forma de trabajo. Hicimos especial énfasis en las redes sociales (Facebook e Instagram) aumentando el número de publicaciones y promocionando las mismas mediante las herramientas que ofrece cada red social. Además, agregamos nuevos canales de comunicación para tener contacto como los clientes: se publicaron en internet diferentes números de Whatsapp, teléfonos fijos y direcciones de correo electrónico. Se habló con los empleados para que difundieran estos canales, al mismo tiempo que ellos también pusieron a disposición sus números de teléfono para promocionar la empresa y atender consultas de los clientes.

En esta primera etapa, fundamentalmente se respondieron consultas de precios, se dio asesoramiento técnico desde los medios de comunicación mencionados y se entregaron pedidos a domicilio mediante transportes autorizados (en condiciones normales, el servicio de entrega a domicilio lo hacemos nosotros mismos, pero en esta situación se terciarizó el servicio). Todo esto se realizó mediante la modalidad de home office y los locales permanecieron cerrados.

 

En una segunda etapa, en la que se exceptuaron de la cuarentena nuevas actividades, pudimos abrir al público. Empezamos a trabajar con un horario cortado, similar al anterior pero más acotado (de 8 a 12 y de 15 a 19). Tuvimos que adaptarnos a la nueva realidad que estamos viviendo y tomamos todas las medidas de precaución y salubridad necesarias. Se le brindó a todo el personal los elementos necesarios para el cuidado de la salud: barbijos, máscaras y guantes, mientras que en los locales se colocaron carteles señalando la cantidad máxima de personas que pueden ingresar, se agregó señalización adecuada para mantener la distancia entre personas y se proveyó de alcohol en gel para los clientes tanto como para el personal. En esta etapa, los empleados mayores de 60 años no volvieron a trabajar físicamente en los locales.

 

Empezamos nuevamente a enviar pedidos a domicilio con nuestros propios medios. Seguimos con el impulso de las redes sociales e incentivamos la compra online o telefónica y el pago con tarjeta para que la gente no tenga que salir de su casa ni manipular billetes.

 

En cuanto al funcionamiento comercial, el principal desafío que enfrentamos fue el hecho de la reposición de mercadería. Porque nuestros proveedores mayoristas no estaban aún habilitados para abrir sus plantas ni para producir. Como consecuencia, nos encontramos en varias oportunidades con faltantes de mercadería.

 

En relación al clima de trabajo, notamos un optimismo y solidaridad en el sentido de lo que significa volver a contar con nuestro trabajo diario y fuente de ingresos. Con respecto a los clientes, notamos una buena respuesta del público y, en general (salvo por algunos pocos casos), comprensión de la situación y respeto por el cumplimiento de los parámetros establecidos en cuanto a la distancia y a la cantidad de personas. Se notó una obvia disminución de clientes mayoristas relacionados con el rubro de la construcción y reventa de pinturas, puesto que hasta ese momento no se encontraban habilitados para realizar sus actividades. Como contrapartida, notamos una mayor cantidad de clientes particulares, minoristas, sin relación con el rubro, que como consecuencia de la cuarentena tomaron la decisión de renovar la pintura de sus casas, muebles, etc. Este último tipo de cliente justamente es el que se estaba perdiendo en los últimos años debido en gran parte a la crisis económica general.

 

Por último, a partir de que la habilitación de la apertura de las empresas ligadas a la construcción y de nuestros proveedores, entramos en una tercera etapa desde el comienzo de la cuarentena. Por un lado, paulatinamente estamos volviendo a tratar con clientes mayoristas, mientras que, si bien hay gente particular que sigue pintando, no es en las mismas cantidades que al comienzo de nuestra apertura. Con relación a los proveedores, ahora el problema pasó a ser la incertidumbre de precios, puesto que existe gran inestabilidad cambiaria y expectativas desfavorables en materia económica.

 

Un cambio importante que realizamos en esta tercera etapa fue el del horario de atención al público. Luego de debatir con los empleados y entre los dueños, se estableció por primera vez en 30 años un horario de corrido de lunes a viernes de 8 a 17 y los sábados de 8 a 12:30. Este cambio se produjo por diversos motivos: en primer lugar, estamos notando una tendencia hacia ese tipo de horarios en las empresas en general. En segundo lugar, fue de consenso general entre los empleados que es un horario más conveniente para ellos (por viajar una sola vez por día al trabajo, por disponer de mayor tiempo libre a la tarde, por un ahorro de gastos, entre otras cosas). En tercer lugar, porque es una forma de evitar contactos al tener que circular una sola vez de ida y de vuelta al trabajo.

Nuestra expectativa es que los clientes se acostumbren a este nuevo horario porque esperamos poder mantenerlo. No obstante, notamos que riocuartences aún no se están acostumbrando a este tipo de horarios, a pesar de que la mayoría indica que le parece un horario más conveniente. Esperamos que en un futuro la gente se acostumbre y tengamos buenos resultados.

Para finalizar, queremos concluir con una breve reflexión: esta situación nos ha obligado a todos a cambiar nuestros hábitos y costumbres. Lo importante es aprender a convivir con estos cambios y tratar de adaptarse lo más rápido posible. Es fundamental estar atentos para adelantarse y transformarse a tiempo, para lograr sobreponerse de la mejor manera posible a este tipo de situaciones difíciles.

 

 

 

Web: plazaolmos.com.ar

Facebook: Plaza Olmos Pinturería

Instagram: Plaza Olmos Pinturerias