Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Juego Compartido – Fútbol

25-06-2020

El fútbol como pandemia XI | Mediocampista izquierdo

La brasileña Milene Domingues cambió para siempre el fútbol femenino español en 2002, a pesar de que la apodaron Ronaldinha y olvidaron sus logros deportivos. Toni Kroos es el único futbolista nacido en la República Democrática de Alemania en ser campeón del mundo. Quizá por eso prefiere la izquierda y socializar la pelota.

En este espacio de Juego Compartido vamos a tirar paredes con otros periodistas y escritores. Presentamos un nuevo capítulo de la serie creada por Delfina Corti y Roberto Parrottino. Hoy: Mediocampista izquierdo.

 

> Anteriores entregas

El fútbol como pandemia I | Arquero

El fútbol como pandemia II | Central derecho

El fútbol como pandemia III | Lateral izquierdo

El fútbol como pandemia IV | Lateral derecho

El fútbol como pandemia V | Mediocampista central

El fútbol como pandemia VI | Central izquierdo

El fútbol como pandemia VII | Wing

El fútbol como pandemia VIII | Mediocampista derecho

El fútbol como pandemia IX | Centrodelantero

El fútbol como pandemia X | Enganche

 

 

 

-

 

El fútbol como pandemia XI | Mediocampista izquierdo

 

 

La fichó Rayo Vallecano en 2002, pero también la querían Atlético Madrid Féminas y AD Torrejón. Antes de su llegada a España, las extranjeras no podían jugar en la Superliga femenina. Según el artículo 168 del reglamento de la Real Federación Española de Fútbol, “las extranjeras sólo podrán obtener licencia como futbolistas aficionadas para participar en competiciones territoriales”. Pero en 2002, Real Madrid fichó a Ronaldo Nazário, y la historia del fútbol femenino español cambió para siempre.

Milene Domingues -o Ronaldinha, como la apodaron en España- nació en São Paulo. Arrancó su carrera futbolística en Corinthians, pero tocó su pico de popularidad en 1997, cuando estuvo nueve horas y seis minutos dándole 55.197 toques a una pelota.

-¿Quién es esa mujer que entró en el Libro de los Récord Guinness? -dicen que preguntó Ronaldo cuando se enteró de la hazaña.
-Milene Domingues -le respondieron.

El 27 de diciembre de 2002, el diario Marca de España publicó en portada la llegada de la jugadora a Rayo Vallecano. “No soy Ronaldinha, esas eran otras mujeres que estaban con Ronaldo. A la mujer de Zidane no la llaman Zidana. Llámenme Milene, yo también soy profesional”, pidió.

Durante la temporada 2002/03, Milene jugó en el Rayo, donde la familia Ruiz-Mateos, dueña del club de Vallecas, le ofreció un contrato de publicidad. Milene cobró 3 mil euros mensuales -cuando el sueldo de las jugadoras rondaba los 180 euros- tan solo por entrenar y prestar su imagen, ya que el reglamento le impedía jugar en España por ser extranjera.

Sin embargo, durante aquel año Milene viajó todos los fines de semana a Italia para jugar con Fiammamonza en la Serie A femenina y, así, no perder ritmo competitivo. “Después del nacimiento de Ronald en el 99, tardé un par de años en volver a jugar al fútbol. En Italia, mientras Ronaldo jugaba en el Inter, fui a probarme a Fiammamonza y quedé, pero cuando empezaron los entrenamientos y la temporada, a Ronnie, que volvía del Mundial, lo vendieron a Real Madrid”, contó a la revista GQ.

Mamen Hidalgo, periodista española, publicó durante la cuarentena un video del 2001 de la serie estadounidense Friends. En aquella temporada, Rachel -uno de los personajes principales, quien se encontraba embarazada- hace referencia a una de las mejores futbolistas de Estados Unidos en aquel momento, Mia Hamm, debido a las patadas que recibía de su beba.

Sin embargo, Hidalgo muestra que, en la traducción española, la referencia es muy diferente. “Tanto por trascendencia deportiva y calidad como por los términos que se utilizan”, acentúa Mamen, “Hamm es reemplazada por Ronaldinha, esa futbolista rubia tan guapa”.

Lo que sucedió es que si bien Milene llegó a jugar el Mundial de Estados Unidos 2003 con Brasil e incluso fue campeona en 2008 en la Primera División Nacional con el CF Pozuelo en España, sus logros deportivos pasaron a un segundo plano y en el país europeo siempre fue reconocida por su belleza y por su vínculo matrimonial con Ronaldo.

Milene dejó el fútbol en 2009, cuando se lesionó gravemente su rodilla y, al año siguiente, regresó a Brasil. Una vez retirada, le preguntaron sobre su apodo “Ronaldinha” y ella respondió: “Creo que por jugar al fútbol la gente pensaba que yo podía ser como mi exmarido. Incluso me daban siempre el 9 y yo decía que no jugaba de delantera, que no marcaba goles. Y menos mal que no estaba casada con un arquero, porque si no me hubieran dado el 1”.

 

Por Delfina Corti



 

Si el mundo se terminase por la implosión Covid-19, una de las últimas escenas que quedaría en la memoria de los futboleros sería esta: Toni Kroos controla la pelota en la izquierda, contra la raya, y levanta y agita la mano izquierda para marcarle el pase al juvenil brasileño Vinicius. Noche del 2 de marzo en el Bernabéu, el clásico global, Real Madrid ante Barcelona. Y el alemán Kroos habilita como si manejase un joystick, le mete un puñal por la espalda a la defensa de Barcelona. Gol de Vinicius.

“Aunque su posición es la de mediocentro, Kroos suele dejarse caer habitualmente por la banda izquierda cuando planifica cómo debe comenzar la jugada desde atrás -escribió, en septiembre de 2019, Gorka R. Pérez en El País-. Apoyado en el giro hacia afuera que le da su pierna derecha, el alemán no solo disemina la actualidad de su zona, sino que evalúa cuál es la distancia apropiada a la que debe lanzar la pelota”.

Campeón del mundo en Brasil 2014, Kroos parece un futbolista salido de los Supercampeones. En Rusia 2018, cuando Alemania quedó eliminada por primera vez en la historia de los Mundiales en primera ronda, Kroos jugó ante Suecia, en el segundo partido del grupo, a lo Riquelme. Además de clavar un golazo de tiro libre desde la izquierda al minuto 95, versión Román en Argentinos-Racing por Copa Argentina 2014, Kroos tocó 144 veces la pelota, casi siempre en la zona izquierda de la mitad de la cancha, récord de un futbolista alemán desde Inglaterra 66.

En plena pandemia, Kroos se vio envuelto en una polémica, porque se negó a que Real Madrid le recortase los salarios a los futbolistas: “Una bajada de sueldo es como una donación en vano al club”. ¿Qué puso en cuestión? ¿El recorte salarial o el destino de ese dinero? “Es posible que no se haya traducido correctamente o que algunos no quieran entender -aclaró luego-. Desde el primer momento, mi opinión la conocen bien, y es ésta: si podemos ayudar a trabajadores y áreas en el club, veo lógico renunciar a parte de nuestro salario, algo que se ha podido comprobar”.

Kroos nació el 4 de enero de 1990 en Greifswald, en lo que hasta octubre de ese año se llamó República Democrática de Alemania. Y quizá por eso prefiere la izquierda y socializar la pelota: es el primer y único futbolista nacido en el Este en ser campeón del mundo. De chico, una profesora de Educación Física lo obligaba a jugar descalzo para que los compañeros pudieran sacarle un rato la pelota. Y, con el padre, la madre y su hermano -un año más chico-, se entrenaban en la plaza de la pequeña ciudad, cerca del Mar Báltico. Su hermano, Felix, es mediocampista en el Union Berlin de la Bundesliga; su padre, Roland, también fue futbolista; y su madre, Birgit, fue campeona en bádminton en la Alemania comunista.

“Cuando pienso en mi infancia -dijo Kroos, el líder que vino del Este- llego a una conclusión sencilla: nunca tuve otra oportunidad que no fuera ser futbolista”.

 

Por Roberto Parrottino

 

 

* Escrito por Delfina Corti y Roberto Parrottino

Publicado originalmente en wingporel.blogspot.com y pisahuevo.webnode.es

Gráfico: Al Toque