Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Básquet

07-07-2020

El día en que Campazzo vistió los colores de Central Argentino

En un amistoso de preparación para el Torneo Provincial hace poco más de diez años, el actual base de la Selección Argentina y el Real Madrid jugó para el equipo riocuartense en Villa María. El recuerdo y los detalles de la memorable jornada.

La época de inactividad deportiva abrió el baúl de los recuerdos en varias de las instituciones de la ciudad. Los clubes buscan seguir en sintonía con sus jugadores, juveniles y la comunidad.

 

En este marco, Central Argentino publicó en su cuenta de Facebook un recuerdo muy valioso para el club: el día en que Facundo Campazzo, actual base de la Selección Argentina y el Real Madrid se puso su camiseta.

 

El acontecimiento sucedió en Villa María, durante un amistoso de Central Argentino contra el seleccionado de esa localidad. El partido se dio durante la preparación del “rojo” para el Torneo Provincial, hace poco más de diez años.

 

El actual presidente de la subcomisión de básquet del club, Hernán Laner, recordó el suceso: “Cuando llegamos, los de Villa María estaban entrando en calor y Campazzo estaba sentado en la tribuna. El ‘gordo’ Yáñez, el entrenador en ese momento, lo invitó a jugar. Facundo se metió al vestuario, se cambió y jugó para nosotros todo el partido”.

 

En aquel momento, Campazzo vestía los colores de Peñarol de Mar del Plata. En un parate de competencia, y seguramente visitando familiares y amigos en su Córdoba natal, el destino quiso que el actual jugador del “merengue” estuviera en las gradas de aquella cancha.

 

“Era un jugador que ya venía en ascenso. Si bien no tenía la fama que tiene hoy, ya se notaba que era un basquetbolista que iba a llegar”, expresó Laner y agregó con respecto a la sensación que provocó en los jugadores de Central Argentino: “Uno de los chicos, no recuerdo bien quién, me dijo que les dio otro ritmo y una velocidad diferente a la que estaban acostumbrados. Sirvió mucho como preparación para el Provincial de ese año”.

 

Campazzo vistió los colores de Peñarol durante seis temporadas en la Liga Nacional. Fue fichado por el Real Madrid en 2014 y cedido a la Universidad Católica de Murcia por dos temporadas. Luego, regresó al club blanco, en donde el año pasado consiguió el título de la Liga ACB y este año, el de la Copa del Rey.

 

La actualidad del club

Laner destacó la importancia de este hecho para el presente de Central Argentino: “Para nosotros, desde el punto en el que estamos hoy como comisión, fue bárbaro que Campazzo haya vestido nuestra camiseta. Nos sirve para alentar a nuestros chicos por las redes sociales, para poner su foto en los grupos con los padres, para convocarlos vía Zoom. Es lo que te da que una figura haya jugado al menos un partido con los colores del club que uno tanto quiere”.

 

En relación al parate que todavía continúa, Laner manifestó: “Está muy difícil el pago a los técnicos. Por suerte estamos al día, pero dependemos solo de la cuota de cada uno de los chicos. Intentamos alentarlos de alguna manera. Ellos ven en la tele  y en la Selección a Campazzo, y después lo ven en nuestro Facebook con la camiseta de Central Argentino, y esperamos que nos den un voto de confianza para seguir colaborando con el club”.

 

En las instalaciones del club no hay actividades, que se mantienen en funcionamiento vía Zoom: “Los primeros meses fueron extraordinarios, pero ahora se nota un poco más la caída y no es lo mismo. Se ha perdido el entusiasmo, los chicos quieren estar con el profe, sus amigos y jugar con la pelota. Esperemos que regrese cuando todo esto pase”, afirmó el presidente de la subcomisión de básquet.

 

Las arcas de la memoria surgieron con motivo del aniversario de Central Argentino, que cumplió 104 años el último 15 de junio: “Nos conectamos vía tecnológica para mantener vivo el sentimiento. Cuando se habilitaron las reuniones de hasta 10 personas nos juntamos en el club con la gente de la subcomisión, pero está todo vacío. La desolación que hay en los clubes de la ciudad es de terror”, cerró Laner.

 

 

Gráfico: Al Toque

Redacción Al Toque