Inicio Quiénes somos Publicidad Contacto Enlace a Facebook Enlace a Instagram Enlace a Youtube Enlace a Twitter

Fútbol - Efemérides - El Toque Wehbe

08-07-2020

Puntero entre los punteros

Por Osvaldo Wehbe

Cada vez que en la tribuna lo veía al “Rodi” en Belgrano le explicaba a mi ladero de estadio, casi siempre una más o menos neutral a la que íbamos los fanas del fútbol sin camiseta a ver un equipo de Córdoba, quien era ese petiso bien puntero derecho, extraordinario, de los cuales hemos visto pocos.

 

Yo les explicaba que lo conocía mientras hacía mis últimos años de secundario, no sólo porque apareció en la primera de Atenas entre fines del ’69 y comienzos del ’70, sino porque además en los intercolegiales de atletismo, Rodolfo César Rodríguez, era un grande de verdad en especialidades como jabalina y bala. Nos parecía raro tanta capacidad para el deporte, para lo que sea, y el “Rodi” la tenía.

 

Nació el 8 de julio de 1953 y en sus comienzos en el fútbol fue marcador lateral derecho y terminó siendo un siete bravo, figura en el Atenas campeón de 1970. En ese año es que para dedicarse al fútbol deja de lado el atletismo.

 

Su extensa y formidable trayectoria comenzó en Atenas y se prolongó en Boca Juniors, Chacarita, Belgrano, Rosario Central, Instituto y Talleres. En total jugó 310 cotejos en primera división y marcó 54 goles. Antes de eso ocurrió la historia menos conocida de su vida de atleta con algunos momentos muy importantes para él seguramente.

 

El 30 de septiembre de 1968 en el Campeonato Provincial de atletismo desarrollado en Río Cuarto, el “Rodi” Rodríguez, representando a la AUR (Atletas Unidos Riocuartenses), finalizó primero en lanzamiento de jabalina gracias a los 44 metros y 30 centímetros. Juan Babisir y Raúl Ferrari, completaron el podio.

 

El 11 de agosto de 1969, en el Certamen Selectivo al Campeonato Provincial, realizado por la AUR en Centro 11, en lanzamiento de bala (categoría menores) los resultados fueron; Rodolfo Rodríguez: 10 metros y 77 centímetros y Bernardo Tommasini (Coronel Moldes): 9 metros y 95 centímetros. Y en lanzamiento de jabalina (categoría menores); Rodolfo Rodríguez: 47 metros y 33 centímetros, Mario Rabino: 44 metros y 51 centímetros, Orlando Martin (Coronel Moldes): 35 metros y 30 centímetros.

 

El 30 de septiembre de 1969 por el Campeonato Provincial, Rodríguez, representando a la AUR, fue subcampeón en jabalina (con 47 metros) al culminar segundo por detrás de Oscar Maine de santa Fe (con 48 metros y 36 centímetros).

 

Además, Rodríguez realizó su mejor marca en hexatlón (la combinación de 100 metros, 800 metros, salto en alto, salto en largo, lanzamiento de bala y lanzamiento de jabalina) al sumar 2.905 puntos, superando los 2.817 logrados en el anterior Torneo Provincial. La marca conseguida por “Rodi” quedó establecida como récord riocuartense durante todo el año 69.

 

 

El 8 de octubre de 1970 el Consejo Directivo de AUR (Santos Pérez era el presidente y Ricardo Wehbe el vice) designa los atletas que presentarán a la provincia en el Campeonato Argentino y Rodolfo Rodríguez es el único juvenil en la disciplina lanzamiento de jabalina. Cinco días después, el 13 de octubre, el “Rodi” marca el segundo gol en la victoria 2-0 de Atenas sobre Sportivo Belgrano de General Cabrera por la penúltima fecha del Torneo Oficial.   

 

Casi inéditas para muchos, estas referencias al “Rodi” Rodríguez, más allá del fútbol. El debut con Atenas fue en un Atenas 2 – Boca 5. Fue suplente e ingresó en el segundo tiempo.

Atenas: Juan García; Carlos Domínguez, Liborio Sosa Santiago Torres y Humberto Oviedo; Víctor Pérez, Francisco Gutiérrez y Oscar Sosa; Juan Carlos Lucero, Francisco Percello y Mario Roque. El DT era Alfredo Durán. Jugaron también: Víctor Torres, Rubén Gutiérrez, Rodolfo Rodríguez y Hugo Francitorra.

Boca Juniors formó: Antonio Roma (Héctor Cabaleiro); Rubén Suñé, Miguel Nicolau (Angel Clemente Rojas), Roberto Rogel y Armando Ovide; Norberto Madurga, Omar Larrosa y Raúl Savoy; Jorge Coch (Ramón Pnce), Hugo Curioni y Aldo Villagra. DT: José María Silvero.

¡Qué nombres! Todos, los de Boca y Atenas.

Savoy, Coch, Villagra y Angel Rojas (2) convirtieron para Boca; Víctor Pérez y Víctor Torres anotaron para Atenas.

 

El último partido con el “albo” fue en un Atenas 1 – Toro 1 del ’70 por la décima y última fecha del torneo.

Atenas: García; David Gutiérrez, (Juan Gutiérrez), Liborio, Torres y Oviedo; Francisco Gutiérrez y Oscar Sosa; Rodolfo Rodríguez, Carlos Domínguez, Lucero y Mugnaini. DT: Oscar Alfonso.

Toro: Puisenberg; Giordanino, Godoy, Garnero, Rearte; Servín Rodríguez, Ayala y Magnago; Gariboldi, Palacios y Centeno. DT: Rubén Retamozo.

Goles: a los 13’ PT Torres –en contra- (Toro) y 16’ ST Mugnaini (Atenas).

En esa parte final del torneo, Atenas, Estudiantes y Banda Norte ocuparon los primeros lugares en ese orden. El goleador del Campeonato Oficial del ’70 en su totalidad fue el “Bocado” Quiroga, que marcó 35 goles. El “Rodi” hizo 11.

 

Curiosamente, Quiroga partiría ahí nomás para Belgrano y Rodolfo se iría a Boca, nada menos, en donde jugaría 23 cotejos en primera división. Anotamos el 22 de julio de 1973 como el día de su aparición en el “xeneize” en un Ferro 3 – Boca 2.

Ferro: Oriolo, Papandrea, De Filippo, Haack, Saccardi, Rocchia, Lorea, Infantino, el “Goma” Vidal, Arregui y Alonso.

Boca: Vidallé; Mouzo, Ovide, Tarantini, Pachamé, Rogel, Lenatú (Rodolfo Rodríguez), Peracca, Benítez (Adorno), Potente y Ferrero.

Abrió Benítez para el “xeneize”, dos de Vidal y uno de Saccardi para Ferro y Ferrero de penal sobre el final descontó para Boca. En la aparición del “Rodi” con la camiseta “xeneize”.

 

Al año siguiente pasó a Chacarita Juniors y comenzó el periplo de grandes camisetas y con grandes actuaciones. El 17 de febrero de 1974 Chacarita y Colón empataron 1-1.

Chacarita: Petrocelli, Buzzo, Frassoldati, Forteis, Recúpero (Troilo), Gómez, Rodolfo Rodríguez, Astudillo, Giachello, Astigarraga y Converti.

Colón: Baley; Villaverde, Edgar Fernández, Araoz, Zimmermann, Enzo Trossero, Lamberti, “Cococho” Álvarez, Coscia, Carlos López y Britez.

Álvarez, de penal, anotó para Colón y Recúpero convirtió para “Chaca”.

 

Llegaría el tiempo de Belgrano. Comenzaría el cordobés a conocerlo de memoria al “Rodi” Rodríguez con una camiseta en la cual jugó grandes partidos. Llegaría más tarde Instituto y los amores del público “albirrojo” con él. Pero con Belgrano aparece en el Nacional de 1975 en el partido inaugural válido por la fecha interzonal: Talleres 2 – Belgrano 1.

Talleres: Quiroga, Galván, Astudillo, Ocaño, Rivadero, Binello, Bocanelli, Ludueña (Muggione), Fachetti (Willington), Valencia y Alderete.

Belgrano: Pogany, Soto, Di Francesco, Suárez, Carballo, Coletti, Rodolfo Rodríguez (D’Andrea), Silva, Magán, Saggioratto y Quiroga.

Fachetti y Binello, los goles de Talleres. Magán, de penal, anotó para Belgrano.  Arbitraje de Iturralde y con 17 mil personas en barrio Jardín.

 

Luego todo continuó. Un paso por Rosario Central en 1979 y llegó la gran época por Instituto para jugar 199 partidos y convertir 45 goles. Jugó por ejemplo con Munutti, Oropel, Nieto, Sánchez, Mastrosimone, Tévez, Meza, Heredia, Chaparro, Palavecino, Miguel Rodríguez, y tuvo varios técnicos. Jugó los campeonatos con el desborde por derecha y la platea de Alta Córdoba parada mirando como corría él.

 


 

Formación de Instituto 1981/82. Parados: Ramón Alvarez, Ariel Catinot, Enrique Nieto, Luis Oropel, Enrique Corti y Miguel Rodríguez.
Agachados: Rodolfo Rodríguez, Oscar Dertycia, Roberto Brunetto, Osvaldo Márquez y Juan J. Meza.


 

Cerró su trayectoria en Talleres jugando algunos partidos. Su participación con las camisetas grandes de AFA fue siempre importante pero sus 199 partidos con Instituto lo marcaron como un ídolo del club conformando delanteras inolvidables entre el ’80 y ’86.

 

Cada vez que se recurre al nombre de los últimos punteros, de esos que por la raya hacían diabluras, uno nombra al “Rodi”. Con buena pegada y gol además. Contemporáneo de “locos” como Houseman, de “duros” como Scotta, de “mareadores” como Alderete y el “Negro” Ortiz por ejemplo.

 

Para mi gusto, Rodolfo Rodríguez fue de los mejores que vi en eso de ir por los costados y llegar al fondo, y sacar el centro o enganchar para adentro y pegarle, es decir, un especialista.

 

El “Rodi”. El gran jugador. Aclamado por las plateas y populares que se iban parando para verlo llegar al final de la cancha, cuando se escuchaba ese murmullo de que algo iba a pasar. Además y como está escrito aquí, el muchacho era un atleta completo.

 

Escuchá el Podcast completo:

 

 

Texto: Osvaldo Wehbe

Una producción de Grupo Maradó, Radio Universidad y Cooperativa de Trabajo Al Toque

Gráfico: Al Toque